Empresas > Privada

Muface ha perdido 15.000 mutualistas en los últimos siete años

CSI-F denuncia esta importante caída y presenta a la entidad sus propuestas para mejorar el próximo concierto sanitario

Eliseo Moreno.
Redacción
Miércoles, 17 de mayo de 2017, a las 12:30
El volumen de funcionarios que integra Muface se deshincha. Tal y como cifra CSI-F, desde 2010, el número de titulares (y por tanto el volumen de las aportaciones individuales) a este modelo se ha reducido en 15.000 personas. Además, la proporción de mutualistas en activo frente a jubilados ha pasado de 3,6 en ese año a 2,1 en actualidad, o lo que es lo mismo, por cada dos funcionarios en activo, hay uno jubilado, indica el sindicato.

Esta ha sido una de las grandes preocupaciones que Eliseo Moreno, representante de CSI-F en el Consejo General de Muface, ha trasladado al nuevo director general de este organismo, Antonio Sánchez Díaz, en su último encuentro. Para el sindicato, “la reducción de funcionarios en activo y la falta de financiación pone en peligro la renovación del concierto sanitario de Muface”, que este año concluye los dos años que estaban firmados entre la Administración y las compañías aseguradoras.

Por ello, CSI-F ha hecho llegar a Muface sus ‘recetas’ para mejorar el convenio que tiene previsto firmarse a finales de este año. En concreto, el sindicato propone recuperar el Fondo de Alta Siniestralidad, o lo que es lo mismo, los fondos destinados a cubrir el coste de los pacientes con mayor gasto sanitario y que se suprimió con la llegada de los recortes.

Asimismo, busca mejorar la gestión de los gastos que ocasionan las situaciones en urgencia vital para que no repercutan sobre el mutualista, y piden una resolución definitiva de los problemas en la asistencia sanitaria en zonas rurales. En este sentido, Muface se ha comprometido a agilizar las formas de pago con las comunidades autónomas para que no haya desajustes en la atención.

Ampliar el concierto sanitario a tres años

Otra de las cuestiones importantes que se abordó en este encuentro y que puede cambiar el futuro de los conciertos sanitarios de Muface es todo lo que tiene que ver con su duración. En este sentido, CSI-F considera que se debe “diseñar un acuerdo de varios años, con financiación suficiente, que dé estabilidad al modelo mutualista”. Es decir, ampliar el convenio de dos a más años, planteándose la posibilidad de que el siguiente fuese de tres.

Esta reclamación de CSI-F coincide con una de las grandes peticiones de las aseguradoras, que también han transmitido al director general la necesidad de ampliar la duración de los contratos para poder recuperar la inversión realizada en cubrir la asistencia a este colectivo.

Por último, ambas partes abordaron la necesidad de implantar de forma definitiva la receta electrónica en toda España. En este sentido, el sindicato reclama a Muface que se haga de forma efectiva en un periodo de tiempo de uno o dos años, aunque el organismo no se ha comprometido a nada en concreto, tal y como ha indicado Moreno a Redacción Médica.